ACOSO POLÍTICO CONTRA LA MUJER

25 septiembre, 2015 No hay comentarios »

ACOSO  POLÍTICO CONTRA LA MUJER

Por Milagros Suito Acuña / Directora Nacional de Educación y Formación Cívica Ciudadana

Jurado Nacional de Elecciones.

 

En el marco de las Elecciones Regionales y Municipales 2014, el Jurado Nacional de Elecciones, a través de la Dirección Nacional de Educación y Formación Cívica Ciudadana (DNEF), puso en marcha el estudio “Línea de base para la identificación, análisis y seguimiento de casos de Acoso Político contra Mujeres candidatas”, cuyo inicio fue la realización de la “Encuesta sobre acoso político a candidatas regionales en las ERM-2014”.

El método aplicado para la encuesta fue el muestreo aleatorio simple y estuvo dirigido a 503 mujeres (33%) de un universo de 1,524 mujeres candidatas en las 26 regiones del país. Fue realizada entre setiembre y diciembre del 2014, y para su implementación se contó con el apoyo de los Coordinadores de Acciones Educativas (CAE) del JNE desplazados a nivel nacional, del Centro de la Mujer Peruana “Flora Tristán” y del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Los hallazgos obtenidos fueron: 133 mujeres (26.4%) registraron casos de acoso político en el marco del referido proceso electoral, 41 de ellas pertenecían a algún población indígena. Es decir, 3 de cada 10 candidatas manifestaron haber sufrido agresión política.

Los departamentos con mayor incidencia de acoso contra las candidatas fueron Apurímac (100%), Cusco (89%), Puno (86%), Huancavelica (60%) y Amazonas (55%). Entretanto, las formas más recurrentes de acoso resultaron: hostigamiento (58%), presión (43%), violencia (34%), amenaza (29%) y persecución (15%).

¿Quiénes son los agresores? La encuesta determinó que el acoso contra las mujeres que ingresan al escenario político, en su mayoría, son miembros de otras organizaciones políticas (45%), miembros de su propia organización política (25%) y algún medio de comunicación (23%). Asimismo, las razones de tales agresiones son de carácter político (60%), sexual (54%) y edad (29%).

Finalmente, el estudio  revela que el acoso político representa una limitación para la participación política de las mujeres, pero también evidencia que muchas de ellas lo asumen como una práctica inherente al quehacer político, pues más del 60% no reportaron los hechos.

La preocupación y los esfuerzos del JNE sobre este serio problema son compartidos con los movimientos Flora Tristán, Manuela Ramos y Calandria, así como con la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Estas instituciones se alinearon, en junio último, para apoyar e impulsar el debate del  proyecto de Ley contra el acoso político hacia las mujeres, que fue presentado por la legisladora Verónika Mendoza Frisch. La iniciativa cuenta con el dictamen aprobatorio de la Comisión de la Mujer y se halla en espera de ser debatida en el Pleno del Congreso.

Deja un comentario