ODS 10: Reducir la desigualdad en y entre los países

1 abril, 2016 No hay comentarios »

ODS 10: Reducir la desigualdad en y entre los países

Foto: UN Women/Fatma Elzahraa Yassin

Metas

  • Para 2030, potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.
ODS 10: Reducción de las desigualdades

Las desigualdades se han acrecentado entre muchos países y dentro de ellos, incluso entre los que gozan de altos índices de crecimiento económico. Las disparidades, causadas por prácticas internas de los países y de la economía mundial, son injustas y debilitan el tejido social.

Actualmente, hay más mujeres en el mercado laboral, en la política, en puestos de liderazgo, mujeres que rompen estereotipos y tabús sociales. Sin embargo, la discriminación por motivos de género hace que las mujeres sean propensas a sufrir disparidades más acentuadas. A nivel mundial, las mujeres ganan un 24 por ciento menos en comparación con los hombres, con brechas distintas entre los países [1]. Por otro lado, también tienen más posibilidades en comparación con los hombres de ocupar puestos de trabajo vulnerables; de hecho, en los países en desarrollo hasta el 75 por ciento de los empleos de las mujeres corresponden al sector no formal o sin protección [2]. En todo el mundo, el 83 por ciento de los trabajadores domésticos son mujeres y la mayoría de ellas no tienen derecho legal a recibir un salario mínimo  [3].

Es más, la discriminación por motivos de género puede converger con otros tipos de discriminación que afectan a la edad, la discapacidad, la etnicidad, el estatus económico, etc., multiplicando la carga de las desigualdades repetidamente. Las normas sociales que tratan a las mujeres como ciudadanas de segunda categoría en muchos casos se traducen en obstáculos estructurales al progreso, por ejemplo, en el caso de leyes que no castigan a los agresores que ejercen violencia de género. A veces también en presupuestos que no financian los servicios que más necesitan las mujeres.

Independientemente de si la cuestión es la política fiscal o la migración segura o la regulación mejorada de los mercados financieros mundiales, deben reconocerse efectos distintos y potencialmente desiguales para las mujeres y los hombres. Sólo a partir de entonces se pueden adoptar medidas deliberadas para corregirlos, entre los países y dentro de ellos.

ONU Mujeres se esfuerza por reducir la desigualdad entre los países y dentro de ellos mediante actividades de promoción a favor del trabajo decente, la protección social y las políticas económicas sensibles al género en todo el mundo. El mandato de la entidad se centra en el empoderamiento de las mujeres y la reducción de la desigualdad de género en todas las esferas, ya sea eliminando leyes, políticas y prácticas discriminatorias o promoviendo legislación, políticas y medidas apropiadas. ONU Mujeres aboga por políticas de empleo que mejoren las condiciones del mercado laboral y fomenten el trabajo decente para las mujeres, así como la garantía de que las trabajadoras domésticas pueden migrar de forma segura y recibir protección social.

- See more at: http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/women-and-the-sdgs/sdg-10-reduced-inequalities#sthash.EaX455w4.dpuf

Deja un comentario